El Asador Vasco abrió sus puertas en 1978, siendo el primer restaurante de Oaxaca en ofrecer un servicio formal a la carta. Desde entonces a mantenido su prestigio como líder, ofreciendo un excelente servicio.